Día 3 - Martes, Agosto 8

Hebreos 4: 16 NTV


“Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.”


Padre, te doy gracias por que puedo venir a Ti con confianza por la preciosa sangre de Jesús. Su sacrificio en la cruz abrió la puerta a Tu Presencia. Tu estás sentado en un trono de gracia. Tú eres mi Rey vestido de majestad y coronado en gloria. Eres digno de ser exaltado. Y sin embargo, me recibes en Tu presencia. Así que me acerco a Ti.


Recibo tu misericordia. Cada día tu misericordia es nueva para mí. ¡Tu fidelidad es tan grande! Tu gracia es suficiente para mí. Eres todo lo que necesito. Tengo más que suficiente. Gracias por tu misericordia. Gracias por tu gracia. Tú eres mi pronto auxilio en las tribulaciones. Cuando estoy en problemas, correré hacia Ti. Tú eres mi Torre Fuerte. Tú eres mi refugio. ¡Vengo con confianza a tu trono oh poderoso Rey!