Día 14 - Sábado, Agosto 19

Mateo 6:13
"... mas líbranos del mal, porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos. Amén."

Padre, tú eres mi libertador. ¡Me has liberado! La sangre de Jesús ha roto las cadenas que alguna vez me habían atado. Caminaré en la libertad que Jesucristo compró en la cruz. Una vez fui esclavo del pecado. Ahora soy un esclavo de la justicia. Declaro tu Palabra de que si Jesús me hizo libre, soy verdaderamente libre.

Protégeme de cualquier ataque del enemigo. Eres un escudo a mi alrededor. No temeré. Proclamo que tus ángeles van delante de mí. Declaro que la sangre de Jesús me cubre. No temeré. ¡Yo vivo bajo la sombra del Dios Todopoderoso!

Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, para siempre. ¡Amén!